1556 veces visto

Según una investigación conjunta de Cenicafé

Caficultura colombiana alberga al menos 88 especies nativas de abejas

  • Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones de Café (Cenicafé), en asocio con Bayer AG de Alemania, registraron 250 especies de insectos que visitan flores de café, de las cuales 88 son abejas nativas.
  • La gran diversidad de especies de insectos visitantes florales del café en Colombia, especialmente abejas, obedece también al manejo integrado de arvenses y plagas, que evita la aplicación de químicos de forma generalizada y durante la floración del cultivo de café, lo que favorece la diversidad floral para diferentes especies visitantes y preserva a los polinizadores de los sistemas cafeteros.

Bogotá, junio 15 de 2021 (Prensa FNC) – La caficultura colombiana alberga al menos 88 especies de abejas nativas, según una investigación del Centro Nacional de Investigaciones de Café (Cenicafé, brazo científico de la Federación Nacional de Cafeteros [FNC]), en asocio con Bayer AG de Alemania.

El estudio identificó más de 250 especies de insectos visitantes de las flores del café –durante todo el día a diferentes horas–, entre escarabajos, moscas, chinches, mariposas, polillas, hormigas, avispas y abejas.

“El grupo de las abejas fue el más abundantes y diverso. Se registraron 88 especies nativas, las cuales son habitantes naturales de los ecosistemas cafeteros colombianos y están distribuidas desde el norte hasta el sur del país”, detalla el estudio.

Esta cifra representa 16% de las especies de abejas descritas para Colombia, unas 550, en su mayoría nativas.

La investigación, en cabeza de Zulma Nancy Gil y Pablo Benavides, investigadores de la Disciplina de Entomología, bajo la coordinación de la dirección de Cenicafé, también cuantificó la contribución de todos estos insectos a la producción de café cereza.

Las abejas y demás insectos visitantes florales participan con 16% del total del cuajamiento de los frutos de café, cifra superior al hasta 10% que se creía, lo que contribuye a la producción de unas cerezas que han hecho del café de Colombia el mejor del mundo.

Abejas, valiosos polinizadores

La polinización es un servicio ecosistémico clave, del cual depende la sana diversidad de especies de plantas y animales. Es un proceso natural de transferencia de polen entre plantas, permite la producción de semillas y frutos, e influye en la productividad de múltiples cultivos.

Un 75% de los cultivos del mundo y cerca de 80% de las plantas con flores dependen de la polinización por animales, siendo abejas y abejorros los más reconocidos por su abundancia e importancia.

Antes de esta investigación, se creía que la participación de los insectos en el cuajamiento de frutos de café era menor a 10%, y no se había estudiado su efecto en la producción de café en Colombia dado que el cafeto se autopoliniza y, por tanto, se había subvalorado la participación de los polinizadores.

La gran diversidad de especies de insectos visitantes florales del café en Colombia, especialmente abejas, obedece también al manejo integrado de arvenses y plagas, que evita la aplicación de químicos de forma generalizada y durante la floración del cultivo de café, lo que favorece la diversidad floral para diferentes especies visitantes y preserva a los polinizadores de los sistemas cafeteros.

Estos resultados confirman que el manejo técnico adecuado de cafetales (ajustado a las condiciones climáticas y de cultivo) no sólo es el componente clave de la estrategia Más Agronomía, Más Productividad, Más Calidad, sino que además promueve y protege la biodiversidad de la zona cafetera, favorece la presencia de especies polinizadoras y es ejemplo de una producción amigable con el ambiente, los productores y los consumidores.