39 veces visto

Acciones y herramientas para el manejo del cultivo del café en un fenómeno del NIÑO

El fenómeno del niño es un evento climático natural que se produce por la interacción entre la atmósfera y el océano  y su principal característica es el aumento de la temperatura en las aguas superficiales del océano pacífico.

En la Federación Nacional de Cafeteros desde los anuncios del Fenómeno del Niño, se ha venido haciendo  un monitoreo en todas las zonas cafeteras Colombianas.  Los pronósticos no  descartan  la formación de un evento del fenómeno del Niño, el cual se caracteriza por el registro  de altas temperaturas y reducción en las precipitaciones y un impacto entre diciembre de 2014 y marzo de 2015.

Dentro de las estrategias para asegurar una caficultura climáticamente inteligente, vale la pena resaltar las herramientas que la Institucionalidad cafetera posee para medir, analizar, recomendar y educar a los caficultores colombianos en relación con las estrategias a seguir.  

Desde la Federación se han tomado las siguientes medidas:

 

 

  1. Desde Cenicafé se realiza una  consulta permanente a los centros de investigación climática de países como Inglaterra, Francia, Alemania, Japón, Estados Unidos y Australia, los cuales se dedican a hacerle seguimiento al fenómeno del Niño y son de alta confiabilidad.  Ellos utilizan alrededor de 25 modelos meteorológicos para el seguimiento a los pronósticos del Niño; el último reporte dice que   aunque el Océano Pacífico tropical ha estado en condiciones para la formación de un evento de El Niño durante gran parte del primer semestre de 2014, la atmósfera superior no ha respondido. Como resultado, se ha presentado un enfriamiento en el Océano Pacífico central y oriental volviendo a valores neutros. Aunque las probabilidades de un  Niño en 2014 han disminuido,  se presentan condiciones más cálidas de lo normal en algunas partes del Pacífico tropical y la mayoría de los modelos climáticos sugieren que  El Niño sigue siendo probable. Teniendo en cuenta las observaciones actuales y las perspectivas de los modelos climáticos, la probabilidad de desarrollo de El Niño en 2014 a la fecha  es de aproximadamente  50%.

 

  1. El uso activo e inmediato de la plataforma Agroclimática Cafetera de Cenicafé. Esta herramienta recientemente consolidada se constituye como el instrumento básico para apoyar la toma de decisiones, que permitirá incrementar la certidumbre al momento de decidir con respecto al manejo del cultivo del café en diferentes regiones del país. Esta plataforma que consta de más de 100 estaciones satelitales permite recopilar  casi en tiempo real variables meteorológicas como la temperatura, la humedad del suelo, la lluvia, la radiación y la humedad relativa entre otras variables. Esta información es muy importante para el seguimiento de las condiciones  en relación con un posible fenómeno del Niño y su efecto en la zona cafetera.

 

  1. La utilización efectiva de la información acopiada por el Servicio de Extensión  de la Federación, compuesto por cerca de 1.500 Extensionistas que tienen contacto con los cafeteros de todas las regiones del país. El Servicio de Extensión se está familiarizando con  los indicadores agroclimáticos relevantes de cada una de sus regiones,  los cuales se construyeron a partir de la combinación de la red climática cafetera, y su relación con la información asociada al crecimiento y desarrollo de la planta de café. Los índices se espacializan  para todos los lotes cafeteros por seccional y distrito de todas las regiones cafeteras del país, lo que le permitirá al servicio de extensión adaptar las condiciones climáticas para la caficultura, conocer las condiciones locales y tomar las medidas pertinentes en lo local para enfrentar variabilidades climáticas como las expresadas en un fenómeno del Niño.

 

  1. El uso del Sistema de Información Cafetera Sica, asociado con la información de clima permite correlacionar toda la información de la de la estructura de cerca de 1.900.000 lotes de café en Colombia agrupados por edad, densidad, luminosidad, variedad, ubicación geográfica y  altura sobre el nivel del mar. En caso de un fenómeno del Niño, esta información permite realizar predicciones locales y alertas tempranas, así como analizar y priorizar  las medidas a tomar en cada región cafetera colombiana.
  1. Además de la información que se recolecta en tiempo real, se utilizan los modelos conocimiento adquirido por Cenicafé a través del tiempo y sus efectos en las plantaciones de café. Estos modelos incluyen las Investigaciones realizadas sobre el Fenómeno del Niño en Colombia, sus características e intensidad y sus efectos en la planta. Un ejemplo de este conocimiento se puede consultar en el Avance Técnico 390 del año 2009 en donde se analizan temáticas como: Los efectos de un fenómeno del Niño en Colombia, el Niño en la zona cafetera, la relación entre la altura sobre el nivel del mar, la evapotranspiración,  el déficit hídrico y  el agua  para el llenado de los frutos. Así como las zonas que podrían afectarse que no representan toda la caficultura Colombiana.

 

  1. Uno de los componentes climáticos que determinan la productividad de una región es la temperatura, cantidad de lluvia y su distribución. Esos períodos en relación con el agua determinan las épocas de floración, desarrollo del fruto y la producción durante un año. El Avance técnico No 410 de 2011, sobre patrones de distribución de lluvia en la zona cafetera, indica que no obstante temperaturas altas en estos meses, el período seco actual está dentro de los patrones mensuales de distribución de la lluvia de la zona cafetera, el cual puede ir hasta la segunda semana de septiembre. Por eso este período, no puede ser  explicado por el Niño pues el evento esperado para el segundo semestre aún no se ha formado. El Avance ilustra los meses secos y húmedos en Colombia con una información histórica por encima de los 10 años y una probabilidad del 75%. De esta forma se puede correlacionar la información histórica de patrones de lluvias ante la eventual presencia o ausencia del Fenómeno anunciado.

 

  1. La información de Cenicafé sobre la fenología de la planta y el efecto que en ella tiene las variables meteorológicas en la formación de las partes de la planta es también clave a la hora de tomar decisiones. Por ejemplo, los picos de floración en el café determinan el número de pases de cosecha al igual que la distribución de esa cosecha en un periodo determinado. Cenicafé ha realizado esta investigación y en el Avance 441 ilustra las etapas de formación flor-fruto y las principales épocas de la demanda de agua y de nutrientes en la formación del fruto. Esta información  es fundamental para conocer la relación de los períodos secos actuales con las principales necesidades de agua para el llenado y  formación de los frutos.

 

  1. Épocas recomendables para la fertilización de cafetales: En una investigación de Cenicafé consignada en el Avance 442 que muestra las diferentes recomendaciones de épocas de fertilización en diferentes escenarios climáticos con criterios de eficiencia y productividad y considerando la disponibilidad de agua en el suelo.

 

  1. La broca del Café: Cenicafé ha realizado una completa información acerca de Las recomendaciones para la reducción del riesgo en la caficultura de Colombia ante un evento climático del Niño. Esta información presentada en el Avance 445 de Cenicafé, brinda las acciones a realizar para el manejo de la broca del café en presencia de un Niño, las recomendaciones para aprovechar la condición de Niño y en general el manejo de plagas y enfermedades en un evento como el citado, aplicables para diferentes regiones del país.

 

  1. Toda esta información ha sido compartida con el Servicio de Extensión de la FNC y las capacitaciones a los Extensionistas se han enfocado a esta temática con participación de los caficultores y se está distribuyendo a través de diferentes medios a los productores del país. El tener un parque cafetero como el actual de cerca de 3.000 millones de árboles recientemente renovados es una ventaja competitiva muy importante para una caficultura como la colombiana. Por eso como lo dijo el comunicado de prensa institucional: “los Cafeteros de Colombia están preparados, pero en alerta por el Fenómeno del Niño.”

Carlos Aramando Uribe, Profesor Yarumo 
1996 – 2013