1406 veces visto

PALABRAS CONGRESO CAFETERO EXTRAORDINARIO GERENTE GENERAL GERMÁN BAHAMON

No podría haber una mejor conclusión de este ejercicio gremial que la manifestación clara y contundente de la unidad. La UNIDAD es la garantía de fuerza para resolver los problemas y esta manifestación de unidad gremial que viene de la BASE CAFETERA, es la que provee a su gerente del empoderamiento necesario para tomar partido de las oportunidades que tenemos en el mundo del café.

Soy un cafetero de tercera generación, y hoy, por voluntad de este congreso extraordinario, asumo la Gerencia General de la Federación Nacional de Cafeteros; me siento honrado de asumir esta responsabilidad y al mismo tiempo comprometido profundamente con la construcción de las bases que nos permitan mejorar la calidad de vida de nuestras familias productoras, traer prosperidad al país y tener la caficultura que nuestros ancestros soñaron para nuestros hijos y nietos.

Quiero agradecerles a los 15 comités por el tiempo que nos dedicaron, largas jornadas para recibir las presentaciones de la terna
y lo mas valioso, para enriquecernos desde su vivencia diaria en el hermoso trabajo de la caficultura.

Aprovecho para saludar a la Dra. Sandra Morelli y al Dr. Santiago Pardo, no pude tener mejores compañeros para llevar a cabo este
proceso con altura y transparencia. Tener personas de sus calidades
personales y cualidades profesionales hizo enaltecer el camino.

Debo hacer un reconocimiento muy especial al Gobierno Nacional, a la brevedad iniciaré un trabajo mancomunado con el señor Presidente de la República y sus ministros para que los cafeteros contribuyamos a la realización de las metas del Plan Nacional de Desarrollo. Por su parte, el Comité Nacional jugó un papel fundamental en lo que fue este proceso- desde su diseño – y debemos decirlo con orgullo en este recinto, ESTA es la máxima expresión de democracia gremial en Colombia.

No tenemos tiempo para perder, quiero empezar hoy mismo a  trabajar, tenemos la misión de liderar el gremio agrícola mas importante de la economía nacional y potenciar el primer renglón de exportaciones no mineras del país.

Hay un adagio que han acuñado economistas y grandes pensadores y que describe la responsabilidad que asumo: “Colombia es café o no es” / El empleo en el campo y la construcción del tejido social de nuestras zonas rurales sería muy distinto sin el aporte trascendental del cultivo del grano en las tierras de la ladera andina.

Es preciso apuntar que provengo de las nuevas regiones cafeteras, soy un orgulloso Huilense y esto me permite tener el entendimiento del mapa cafetero actual y mi propósito será mantener la práctica de construir sobre lo construido. El secreto de la Federación ha sido la
persistencia, la resiliencia y la consistencia. Esto nos tiene ad portas del primer centenario y la mejor forma de celebrarlo es proyectando la caficultura al futuro, fundiendo los cimientos para otros cien años.

Mi formación corporativa y mi desarrollo profesional siempre han tenido en la planeación a largo plazo la garantía de éxito. Es imperativo traer a nuestra empresa cafetera, las prácticas de eficiencia, eficacia y austeridad. No podemos darle la espalda a la tecnología, es preciso incorporarla desde la actividad agrícola hasta el blockchain que apuntale objetivos de vanguardia en el comercio internacional. Nuestra marca es el activo mas grande que tenemos y la denominación de origen se debe acompañar de narrativa y creatividad para generar el valor diferenciador del café de cada una de sus regiones.

El objetivo que nos plantearemos desde hoy, es lograr un crecimiento sostenido y rentable de la caficultura; la renovación de nuestro
cafetal basado en el conocimiento y la investigación, y la preparación de una nueva generación de jóvenes que asuman con arraigo y orgullo la empresa del café, son la columna vertebral de nuestra estrategia, y solo consideraré haber cumplido, si logramos hacer de nuestro gremio sostenible económicamente.

La FNC debe lograr autonomía financiera a través del plan de expansión de Juan Valdez, del crecimiento de Buencafe, de la potencialización y rentabilización de la infraestructura de Almacafe, de la apertura al mundo del mejor parque temático de América y dando un paso mas hacia la Universidad del Café… entre otras importantes apuestas empresariales de la Federación.

Los cafeteros hemos sido parte fundamental del desarrollo económico y social del país, lo que hemos logrado siempre ha sido de la mano del Gobierno Nacional y por tal razón debo reiterarle al señor Presidente de la República mi indeclinable decisión de trabajar para contribuir al Plan Nacional de Desarrollo, para mejorar las condiciones de vida de más de 540 mil familias cafeteras que en su gran mayoría viven y producen en pequeñas parcelas que no superan en promedio las 2 hectáreas, familias que creen en el campo, en el desarrollo sostenible, en la tecnificación, en la solidaridad social y en la paz como principio rector.

Lo que menos quiero es extenderme y con eso dejar pasar la oportunidad de enviar por su intermedio, un mensaje claro a sus regiones, mensaje que espero lo hayan podido percibir en mi actuar en estos dos meses. La cercanía del gerente con cada región de nuestro país cafetero alimentará la unidad gremial y será la base para  la construcción de 100 años mas con una caficultura próspera, por eso, mi contacto será permanente con ustedes.

Estimados miembros del congreso cafetero, nuevamente mi sincero agradecimiento a todos y cada uno de ustedes, pido a Dios nos guié en nuestro compromiso diario con el cafetero de Colombia.