8589 veces visto

Ubicada en Chinchiná, Caldas, inició operaciones en 1973

Buencafé, la fábrica de café liofilizado de los cafeteros de Colombia, cumple 50 años transformando el futuro

  • En 2022, sus ventas superaron los 210 millones de dólares, 26% más que en 2021. Y en sus cinco décadas de operación ha producido el equivalente a 415.000 millones de tazas de café.
  • La fábrica de los caficultores colombianos pone a diario en el mundo el equivalente a 24 millones de tazas de café, exporta a 40 países para llegar a 60 mercados, y tiene el 5% del mercado mundial de liofilizado.
  • El 100% de las utilidades de Buencafé se reinvierte en beneficio de las 542.000 familias caficultoras de Colombia.

Chinchiná, Caldas, marzo 31 de 2023 (Prensa FNC) – La empresa Buencafé Liofilizado de Colombia celebra hoy 50 años con cifras históricas, para beneficio de los caficultores colombianos y del sector en su conjunto.

En 2022, sus ventas superaron los 210 millones de dólares, 26% más que en 2021. Y en sus cinco décadas de operación, ha producido el equivalente a 415.000 millones de tazas de café.

“Cuando las personas están al centro de lo que hacemos, una taza de café tiene detrás toda una historia. Por eso celebramos 50 años en los que Buencafé ha transformado el futuro”, afirma Cristina Madriñán Rivas, su directora general.

Esto se traduce en transformar el grano de café en oportunidades para la vida de 542 mil familias caficultoras, a través de programas que permiten mejorar sus ingresos y su entorno.  

Un poco de historia 

 

Operada por la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia (FNC) como una forma de agregar valor al café colombiano y a los productores, la fábrica de café liofilizado comenzó operaciones en 1973 y hoy es una de las más grandes y sofisticadas del mundo. 

Ubicada en Chinchiná, Caldas, cuenta con alta tecnología de liofilización que conserva intactas las características organolépticas del grano fresco, tostado y molido tales como su aroma y sabor.

La fábrica tiene una capacidad actual de producción anual de 13.500 toneladas, tras cuatro ampliaciones (1983, 1997, 2008 y 2019), y es el principal empleador de Chinchiná con 1.000 empleos generados.

Además de sus valiosos aportes económicos y sociales a los productores y la diversidad de productos ofrecidos a la industria mundial de soluble, empleando siempre tecnología de punta, con innovaciones constantes, Buencafé es una empresa modelo también por sus logros en sostenibilidad ambiental.

En 1995 Buencafé fue pionera en Colombia al utilizar los residuos del proceso productivo como biocombustible para generar energía en la planta. El diseño de las calderas aptas para operar con biomasa fue una tecnología completamente nueva para el país. En su proceso de economía circular hoy, Buencafé reutiliza 97% de los residuos de su operación, como biocombustibles, y el 3% restante lo recicla o se re-usa. 

Igualmente, Buencafé fue una de las primeras empresas en Colombia en obtener la certificación de Gestión Ambiental ISO 14.001 en 1999. También fue de las pioneras en el país en certificar su inventario de Gases de Efecto Invernadero, complementado con programas para disminuir la huella de carbono.

En materia de empaques, la fábrica de los caficultores colombianos optimiza al máximo sus empaques, para reducir la generación de residuos, e incluso acaba de desarrollar una tapa biodegradable para frascos, elaborada con la pepa de aguacate.

 

Celebración cafetera

Buencafé celebrará todo el año sus 50 años con diversos eventos. Hoy lo hará con los colaboradores, a quienes reconocerá su dedicación y compromiso para llevar la compañía al lugar de privilegio que ocupa. De igual forma se invitó a los caficultores, que son su razón de ser, a visitar la planta de producción y las particularidades de cada proceso de transformación, así como la calidad de los granos que ellos mismos siembran y cosechan para convertirlo en el mejor café del mundo. Estas visitas guiadas se realizarán durante todo el año. Para el segundo semestre se tiene programado el evento conmemorativo institucional y la celebración con la comunidad de Chinchiná.