773 veces visto

El próximo 27 de junio, la institución cumple un aniversario más y se celebra el Día Nacional del Café

FNC, 95 años escribiendo la historia del café colombiano y de quienes lo producen

  • La construcción de capital social y de paz en las regiones cafeteras es algo que mantiene a la FNC vigente como institución sólida, unida y democrática que genera valor a los productores y a amplias zonas rurales del país.
  • De cara al futuro, es precisamente la brújula de la sostenibilidad y el buen gobierno la que le permitirá seguir entregando valor a los caficultores en las dimensiones económica, social y ambiental, para que al cumplir 100 años en 2027 el sector sea enteramente sostenible.
  • Como producto insignia del país, el café ha sido por décadas la columna vertebral de la economía rural en Colombia. Dada su relevancia, en 2009 el Congreso de la República aprobó una ley para rendir homenaje a la bebida nacional, a los caficultores y a la FNC, y declaró el 27 de junio como Día Nacional del Café.

Bogotá, junio 24 de 2022 (Prensa FNC) – El próximo lunes 27 de junio, la Federación Nacional de Cafeteros (FNC) cumple 95 años de vida, que no solo han representado crecimiento y desarrollo para los productores del grano, sino para el país en su conjunto.

Para los anales de la historia queda como invaluable legado de la FNC la construcción y mejoramiento de escuelas, colegios, hospitales, acueductos y vías, entre muchas otras obras de infraestructura y proyectos de desarrollo.

De hecho, esa construcción de capital social y de paz en las regiones cafeteras es lo que mantiene a la FNC vigente como una institución sólida, unida y democrática que genera valor a los productores y a amplias zonas rurales del país.

Otro de los grandes aportes de la FNC son los bienes y servicios públicos cafeteros que brinda a los productores, como la garantía de compra, la asistencia técnica del Servicio de Extensión, investigación y desarrollo, promoción y mercadeo del Café de Colombia, y proyectos de inversión social.

Estos bienes y servicios públicos son financiados por los propios productores por medio de la llamada contribución cafetera por cada libra de café exportado, en un exitoso modelo de reinversión de impuestos en la propia población cafetera. Ahí reside también mucho del éxito de la FNC como institución.

Con gran representatividad, la Federación se ve legitimada cada cuatro años en las elecciones cafeteras, por las cuales los productores federados eligen a sus representantes gremiales a nivel municipal y departamental por voto libre y directo. De hecho, en septiembre de este año tendrán lugar las próximas elecciones cafeteras.

En años recientes, otros aspectos en los cuales la Federación ha marcado la pauta en la industria cafetera son la adopción de una política de equidad de género propia (la primera en su tipo para un gremio agrícola), la transformación tecnológica, que incluye lanzamiento de la tienda virtual comprocafedecolombia.com, y ser el primer exportador de café acreditado como Operador Económico Autorizado, entre otros hitos.

De modo que son ya 95 años de saber adaptarse, e incluso adelantarse, a los desafíos de los nuevos tiempos, para mantenerse vigente como institución y seguir velando por el bienestar de los caficultores colombianos, que es su misión.

De cara al futuro, es precisamente la brújula de la sostenibilidad y el buen gobierno la que le permitirá seguir entregando valor a los caficultores en las dimensiones económica, social y ambiental, para que al cumplir 100 años en 2027 el sector sea enteramente sostenible.

Día Nacional del Café

En 2021, la cosecha cafetera alcanzó $10,8 billones, valor que irriga y mueve la economía de los 604 municipios y 23 departamentos donde se produce el grano, para beneficio no sólo de las 540.000 familias caficultoras, sino de todos los habitantes de esas regiones.

Como producto insignia del país, el café ha sido por décadas la columna vertebral de la economía rural en Colombia.

Por todo lo anterior, el Congreso de la República, mediante la Ley 1337 de 2009, quiso rendir un homenaje a la bebida nacional, a quienes lo producen y a la FNC, y declaró el 27 de junio como Día Nacional del Café, entre otras disposiciones.

Esta celebración, que se ha vuelto ya una alegre tradición, es también una forma de exaltar la historia y cultura del café en Colombia.

Para mejorar los ingresos de los productores, la FNC ha aprovechado esta celebración para fomentar el consumo interno del grano, que en 2021 alcanzó 2 millones de sacos.