30 veces visto

La roya no descansa. Acciones para su control en cafetales susceptibles

La roya es la enfermedad más devastadora del cultivo del café y puede ocasionar pérdidas en la producción entre el 23 y el 50%.

Teniendo en cuenta que en Colombia la gran mayoría son pequeños caficultores, con cultivos cercanos a una hectárea de extensión, cualquier afectación en la producción tendría efectos económicos importantes reduciendo la rentabilidad, la productividad y el futuro de su familia.

De acuerdo con el  resultado de la investigación de Cenicafé, las recomendaciones para manejar la roya son las siguientes:

  • La opción más eficiente y económica es renovar los cafetales con las variedades resistentes recomendadas por la FNC, como Castillo o Cenicafé1, con un óptimo manejo agronómico.
  • El registro de las floraciones principales en los lotes de café permite ajustar el inicio de las aplicaciones de fungicidas y mejorar el control de la roya, de una forma oportuna y más precisa para cada uno de los lotes de la empresa cafetera.
  • La primera aplicación de fungicida se debe hacer 60 días después de abrir la floración principal y, la segunda y tercera 45 o 60 días después de la primera fumigación, dependiendo del fungicida que se aplique. Además es necesario tener en cuenta la distribución de la cosecha de su finca. El fungicida utilizado debe tener registro ICA para café y recomendado por Cenicafé. Esta información la pueden consultar en la página cenicafe.org avance técnico 495 “Registro de la floración del café, criterio alternativo para el control de la roya del cafeto en Colombia”.